G-N34MQSSBR4
La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

JUICIO JUSTO

Si estás pendiente de un juicio, nosotros te ayudamos a demostrar tu inocencia

 

NO ESTÁS SOLO, CREEMOS EN TI

 

 

 

 

LA IGUALAD DE ARMAS ENTRE LA DEFENSA Y ENTRE ACUSADOR: TEDH - Artículo 6: Derecho a un proceso equitativo “toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial, para la determinación de sus derechos y obligaciones o para el examen de cualquier acusación contra ella en materia penal”. Qué bonito queda.


El estado, como parte acusadora, cuenta con el Ministerio Fiscal, que a su vez tiene a su disposición, policías, medios electrónicos, informáticos, peritos idóneos y especializados, criminalistas, forenses, psicólogos, análisis de laboratorio, etc. Todo para determinar elementos probatorios para demostrar la culpabilidad del investigado. Mientras que, al investigado, el mismo estado le proporcionará un abogado y procurador.

El abogado, sea público o privado, no suele tener conocimientos de investigación criminal, peritaje, criminología, criminalística, psicología criminal, ciencias forenses, etc., por lo tanto, si el investigado quiere asegurarse de estar en igualdad de condiciones, más le vale que cuente con buenos recursos económicos, y contrate a peritos especializados en las materias que se requieran, según el caso a defender.

Si el investigado carece de recursos económicos, tiene una desventaja que puede terminar con una resolución desfavorable para él. La igualdad solo es un papel escrito por los “poderosos” para crearnos la sensación de que, “todos somos iguales ante la justicia y ante la ley”, por desgracia, la realidad, a veces es contraria a lo que la ley y la constitución nos muestra.

 

El abogado, sea público o privado, no suele tener conocimientos de investigación criminal, peritaje, criminología, criminalística, psicología criminal, ciencias forenses, etc., por lo tanto, si el investigado quiere asegurarse de estar en igualdad de condiciones, más le vale que cuente con buenos recursos económicos, y contrate a peritos especializados en las materias que se requieran, según el caso a defender.

Si el investigado carece de recursos económicos, tiene una desventaja que puede terminar con una resolución desfavorable para él. La igualdad solo es un papel escrito por los “poderosos” para crearnos la sensación de que, “todos somos iguales ante la justicia y ante la ley”, por desgracia, la realidad, a veces es contraria a lo que la ley y la constitución nos muestra.

 

 Nosotros, como criminólogos y criminalistas, podemos aportar pruebas para demostrar tú INOCENCIA